¿Qué son las empresas Offshore Drilling? ¿Por qué corren malos tiempos para ellas?

Si sois habituales a los movimientos de mercado, y a echar un ojo de vez en cuando a las grandes empresas de la industria petrolífera, seguro que estás más que acostumbrados a leer el término Offshore Drilling, y probablemente ya sepas lo que significa, sino es así, aquí tienes la respuesta: Las empresas Offshore Drilling son aquellas que se dedican a la investigación y desarrollo de plataformas de perforación mar adentro. Se trata pues de un proceso mecánico por el cual se perfora un pozo bajo el lecho marino con el objeto de extraer petróleo. Los sitemas actuales son capaces de operar en aguas cuyas profundidades superan los 3000 metros, sin embargo, se trata de un proceso global excesivamente complejo y costoso, cuya rentabilidad está directamente ligada al precio del barril, que no deja de abaratarse por el exceso de oferta. Más aún si tenemos en cuenta la posible entrada en juego del petróleo iraní, tras el reciente acuerdo entre estos y el gobierno norteamericano para levantar el embargo que pesaba sobre el pais. Se calcula que, acuerdo mediante, Irán pondrá sobre el mercado una producción estable cercana al millón de barriles por día. Este dato es, obviamente, todo un torpedo en la línea de flotación de las empresas perforadoras, ya bastante tocadas en los últimos meses. Cotizaciones de gigantes de la industria como la suiza Transocean Ltd (RIG), rozán pérdidas anuales del 70% desde máximos (52 wk Range:13.28 - 43.79 // Dato al 17 de julio de 2015).

Con el precio del barril de petroleo rondando los 50 dólares, y muchas de las grandes empresas del sector en serios problemas, resulta difícil saber si se volverán a ver precios de más de 100 dólares por barril, pero mucho me temo que el sector en general se está preparando para un cambio de envergadura del que solo era cuestión de tiempo. No obstante, existe la posibilidad, como no, de que los precios repunten y muchas de las empresas relacionadas con el petroleo, especialmente las que han recibido un mayor varapalo, supongan a cotización actual una magnífica opción de compra, pues el porcentaje de revalorización facilmente podría alcanzar el doble dígito. Si eres un cazador de rebotes, algunas de las empresas que deberías tener en tu radar son, por ejemplo, la citada Transocean (RIG).

El acuerdo con Irán será determinante, pero aún no hay nada efectivo y las tensiones que existen entre ambos gobiernos, así como en la región, podrían echar por tierra cualquier iniciativa adoptada. En un principio no hay duda de que las empresas que invierten en perforaciones marítimas serán de las más perjudicadas, de ahí la caida en las cotizaciones de Transocean, Technip, o Seadrill, o Subsea 7 (que viene de firma una alianza con OneSubsea para fomentar sinergias), entre otras. Por el contrario, aquellas otras empresas dedicadas a la producción de material y desarrollo de la industria, independientemente del medio en que se realice, sí podrían ser de las más beneficiadas por el acuerdo con Irán. Algunas de estas empresas son, por ejemplo Schlumberger, Amec Foster Wheeler, o las españolas Técnicas Reunidas y Tubos Reunidos, ésta última con presencia en el país. Otras, como Eni, Statoil o Total, ya traban sobre el terreno para lograr los mejores acuerdos. Del lado negativo está Exxon Mobil, que está siendo investigada por adquirir petroleo iraní en el mercado negro a lo largo de los últimos años.

Se trata pues de un sector convulso y futuro incierto, no solo para las empresas ligadas al Offshore Drilling, sino cualquier otra relacionada con la extracción y venta de crudo y gas, al verse afectadas por un exceso de oferta que rebaje aún más sus márgenes de beneficio. A mar revuelto ganancia de pescadores, como suele decirse, y seguro que muchas de estas empresas representan una buena oportunidad de compra. En el siguiente artículo: 3 Energy Stocks That Could Double by 2016, de la web especializada Fool.com, nos proponen (eso sí, el riesgo es elevado a mi juicio), tres posibles empresas energéticas que se posicionan como favoritas para doblar su cotización. Estas empresas son: Denbury Resources (DNR); LinnCo (LNCO); y la ya comentada Transocean (RIG), aunque de esta última reseña la antiguedad de su flota, la cual tendrá que ser renovada.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios